Wednesday, 13 July 2011

La Fuente del Ángel Caído o Monumento del Ángel Caído





Fue realizado en 1877 por Ricardo Bellver por encargo del duque Fernán Núñez y colocada en la plaza que ahora recibe su nombre: la Plaza del Ángel Caído en 1885.
Se encuentra en el Parque del Retiro por la entrada desde la calle Alfonso XII, junto a la Escuela de Obras Públicas, muy cerca por tanto de la Cuesta Moyano (la de los puestos de libros de segunda mano) y de la estación de Atocha.
En las religiones judía, cristiana e islámica, un ángel caído es un ángel que ha sido expulsado del cielo por desobedecer o rebelarse contra los mandatos de Dios. Según las leyendas más conocidas, luego de la Primera Guerra en el Cielo, muchos ángeles fueron expulsados, convirtiéndose así en ángeles caídos. El ángel caído más reconocido por la historia es Lucifer; aunque esta palabra nunca se usa para referirse a un ángel caído dentro de la Biblia. Cuando Lucifer es expulsado del cielo, este pasa a ser llamado Satanás.
Se dice que esta es la única escultura dedicada a un ángel caído existente en el mundo. Cuando la alcaldía de la ciudad contrató a un grupo de historiadores para publicar un libro en el 2003, los investigadores concluyeron que la estatua de Satanás era la única erguida en una capital del mundo, dijo Belén Sacristán, portavoz del Departamento de Planeación Urbana de la alcaldía madrileña.
La estatua muestra a un Lucifer como un hermoso ángel (tal y como lo describe la Biblia, el más bello), su boca boquiabierta por el terror y serpientes diabólicas rodeando su cuerpo, mirando al cielo mientras cae del mismo. Se encuentra sobre un tronco seco, con sus grandes alas abiertas y su rostro se crispa como grito desesperado mientras con la mano intenta librarse del rayo que lo derriba. No mucha gente que pasa a su alrededor sabe lo que representa, hay muchos que hasta le confunden con Cupido, Dios del amor.
La Iglesia nunca protestó por la existencia de la estatua en Madrid, ya que no exalta al demonio, sino que es una representación fiel del relato de la Biblia, dijo Manuel Bru, portavoz del arzobispado de Madrid. No obstante, la estatua ha sido ya motivo de controversia en el pasado. Muchas personas protestaron en su inauguración por su ubicación en pleno parque del Retiro y algunos sacerdotes llegaron hasta exorcizarla. Del Río dijo que en las décadas de 1940 y 1950 la escultura era el punto de encuentro para rituales satánicos, e indicó que el gobierno de Franco estudió la posibilidad de retirarla del parque para que la policía pudiera evitar esos rituales. Después de la retirada de la estatua ecuestre de Francisco Franco de la plaza de San Juan de la Cruz en 2005 algunas personas abogaron por quitarla. En Madrid actualmente existen más de 20 sectas satánicas aunque ya no practican rituales alrededor de la estatua.
Otra curiosidad es que se encuentra a exactamente a 666 (número de la bestia) metros sobre el nivel del mar.

0 comments: